< Atrás

Claves para ser un inversionista inmobiliario exitoso

9 mayo, 2019 por admin

Claves para ser un inversionista inmobiliario exitoso

Convertirse en un inversionista inmobiliario es un actividad que cada vez cobra mayor relevancia, ya que está comprobado que constituye una forma eficaz de mejorar y maximizar tus ingresos económicos a mediano o largo plazo. Comienzo justamente con la palabra “convertirse” porque con voluntad y compromiso puedes lograr ser un inversionista inmobiliario exitoso.

La dedicación y el esfuerzo van de la mano del éxito. Las personas exitosas tienen rasgos y características comunes, que las definen como tal. Napoleón Hill, autor del bestseller «Piense y hágase rico», comparte algunos hábitos de los grandes líderes, y que cualquiera puede adoptar, caracterizando a las personas exitosas como: aquellas que tienen un propósito definido en su vida, confianza en ellos mismos, muestran iniciativa, son imaginativos, activos, entusiastas, van más allá de lo que se les pide, se enfocan, son persistentes, comprensivos y trabajan duro.

El sector inmobiliario sigue en una tendencia positiva y se confirma como un segmento atractivo para la inversión. Por eso, si estás pensando en invertir en bienes raíces, te daré algunos consejos Claves para ser un inversionista inmobiliario exitoso y de esta manera llevar a cabo una operación segura donde obtengas la máxima rentabilidad.

1. Estar informado

Si bien es cierto que no es necesario contar con estudios o un título universitario para dedicarte a invertir en el sector inmobiliario, es fundamental que, cuando estés dentro del negocio, conozcas conceptos básicos de este mercado, tales como: ¿Qué es un proyecto sobre planos?, ¿Qué es un encargo fiduciario?, créditos hipotecarios, leasing habilitacional, subsidios de vivienda, cesión de derechos fiduciarios, nueva ley de financiamiento, POT (plan de ordenamiento territorial), tipo de construcción, por nombrar algunos.

Incrementar tu vocabulario financiero y aprender sobre finanzas personales, te va a permitir consolidar las inversiones inmobiliarias que realices. En este sentido, una clave fundamental para ser un inversionista inmobiliario exitoso, así como para estar cada vez más informado del negocio, es escuchar con mucha atención a los expertos del sector. De esta manera, podrás no sólo acceder a información privilegiada, sino que además irás ganando cada vez más confianza y experiencia.

2. Saber qué perfil tienes

Existen tres grandes tipos de inversionistas: el moderado, el agresivo y el ahorrador. Los primeros toman riesgos medios, los segundos se atreven con grandes riesgos y los últimos prefieren las cuentas de ahorros y los CDT. Tener claro este análisis te ayudará a tomar decisiones. Uno de los factores que más influye a la hora de establecer este perfil es la edad. El sesgo generacional es el que explica, por ejemplo, que los inversores de mayor edad se consideren menos ambiciosos, a diferencia de los segmentos de edad más jóvenes que tienen más predisposición a asumir mayores riesgos. Independientemente de la edad que tengas analiza los pro y los contra de la inversión que vas a realizar.

3. Planifica y organiza tus recursos financieros

Determinar tu presupuesto es fundamental para invertir sin el hecho de comprometer tus finanzas. De este modo, tómate un tiempo prudente para analizar tus posibilidades financieras, a fin de definir tu capacidad real de endeudamiento. Te recomiendo que la deuda no supere el 30% de tus ingresos. Una adecuada planificación y organización de tus recursos te podrá evitar dolores de cabeza y sobrecostos.

Es de suma importancia que antes de tomar la decisión de invertir en un proyecto inmobiliario, debes estar consciente de la capacidad de pago de toda la obligación, desde los flujos mensuales para pagar la cuota inicial, hasta la viabilidad de la aprobación del crédito para pagar la cuota final. Por lo que te recomiendo que, si no tienes certeza sobre la aprobación del crédito para la cuota final, realices un estudio de pre-aprobación con una entidad bancaria, con el fin de verificar que cantidad de dinero te podría prestar un banco y con esta información también identificar el tipo de proyectos en los que estarías en capacidad de invertir.

Realizar un buen análisis del tipo de inversión que piensas hacer, es decir, el modelo de inversión que vas a ejecutar, es una clave fundamental, tomando en cuenta el capital que dispones y estableciendo bien el objetivo de la operación, ya que es muy diferente invertir en bienes raíces para arrendar o para revender.

4. Adquiere el activo inmobiliario adecuado

Entre todos los factores claves que pueden influir en el valor de una propiedad, la ubicación es uno de los más relevantes, ya que en este factor, no se puede incidir para mejorar, así cómo podrías hacerlo remodelando el inmueble para adecuarlo ante algún deterioro o renovación de los acabados. Estudia bien las ofertas disponibles. ¡No tomes decisiones precipitadas!. En la industria inmobiliaria te encontrarás con vendedores desesperados por vender sus propiedades. Así como constructoras necesitadas por hacer promoción de su nuevo proyecto inmobiliario. Por ende, tómate un tiempo prudente para estudiar, analizar, evaluar y comparar las diferentes alternativas. Por eso, debes fijar con claridad el tipo de inversión que deseas hacer y cuáles serían los principales atributos que buscas en una propiedad. Revisa 10 recomendaciones para escoger la ubicación de un inmueble.

Una vez que hayas estudiado las diferentes propuestas inmobiliarias, inclínate por aquellos proyectos que tengan proyección de valorización. Pues, es importante buscar una propiedad que esté ubicada en un sector donde se están construyendo más proyectos y equipada con los servicios públicos básicos. Además, que esté próxima a comercios, transporte público, centros educativos y hospitalarios. Así como que esté al alcance de espacios públicos de esparcimiento. Te recomiendo leer 15 factores para comprar vivienda nueva.

5. Analiza el estado físico del inmueble

Quizás tenga una ubicación muy competitiva, un precio atractivo, una fachada encantadora y una situación jurídica en orden, pero ¿Realmente está en condiciones para habitar?, esta pregunta es especialmente relevante cuando se trata de inmuebles usados. Una buena propiedad debe tener condiciones de calidad para vivir cómodamente. De lo contrario, tu inversión no tendría mucho sentido. Mucho menos si pretendes revender el inmueble o arrendarlo. Pues lo más probable es que tengas que incurrir en reformas que, podrían superar el presupuesto de inversión planteado inicialmente. De este modo, revisa muy bien la distribución de las áreas, el estado de los suelos, paredes y techos. Así como cerciórate de que los servicios básicos (agua, electricidad, gas, etc) funcionen eficientemente. Por supuesto, que las áreas fundamentales (habitaciones, baños, cocina y zonas externas) estén en buenas condiciones.

Cuando vas a invertir en proyectos inmobiliarios sobre planos, existe la posibilidad de comprar en obra gris o con acabados, en el último caso es importante verificar las especificaciones de los acabados y observar cuidadosamente el apartamento modelo en caso de que se cuente con el.

6. Revisa el estado jurídico del inmueble

La situación legal del inmueble surge como otro de los factores clave. Debes cerciorarte de que esté libre de gravámenes, que los documentos se encuentren en regla y que los gastos de servicios estén al día con el pago.

Cuando el inmueble está en planos, normalmente la situación legal es revisada por las fiduciarias y los bancos que se encuentran vinculados al proyecto, sin embargo, no está de más hacer un estudio propio de la situación legal del lote, consultando el certificado de libertad y conociendo toda su tradición. También es importante saber si el proyecto ya cuenta con el permiso de ventas, el estado de la licencia de construcción y la respuesta a la solicitud de factibilidad de los servicios públicos por la entidad encargada de los mismos en la zona.

7. Confía en los expertos

La mejor manera de ganar experiencia es comprender las dinámicas y condiciones locales del mercado, para ello debes acudir a un experto en el área quien te ayudará a identificar y aprovechar las oportunidades, conocer el funcionamiento del mercado inmobiliario, regulaciones, determinación de los valores de los inmuebles, además, te guiará en los trámites legales que debes conocer, confiando así, en quienes ya han tenido la experiencia, y además, lo hacen cotidianamente. Debes tener en cuenta que las inversiones inmobiliarias en una actividad cuyo éxito depende de la información y consejos que puedas obtener.

Elige a un experto que tenga conocimientos, que esté motivado, sea accesible y cumpla con altos estándares éticos y profesionales. Reunirte y rodearte con inversionistas exitosos en la compra de proyectos inmobiliarios, te ayudará a aprender de ellos y a estar en contacto con lo que acontece en el día a día en el sector inmobiliario. Rodearte de los mejores para aprender sus técnicas, es uno de los puntos clave para el éxito.

Conclusión

Finalmente ya te conté la importancia de mantenerte informado, identificar qué perfil de inversionista tienes, planificar tus finanzas, adquirir el inmueble adecuado, escuchar a los expertos, relacionarte con agentes inmobiliarios, asesores financieros y expertos en el sector inmobiliario. Sin embargo, cierro con una reflexión final inspirada en otro bestseller “Padre Rico Padre Pobre” de Robert T. Kiyosaky, donde expresa claramente “si usted quiere ser rico pase su vida adquiriendo activos, si usted quiere ser pobre pase su vida contrayendo obligaciones”.

Con estos consejos claves, ahora podrás tomar decisiones más certeras y convertirte en un un inversionista inmobiliario exitoso.

Mi nombre es Juan Fernando Londoño y estoy aquí para ayudarte a dar tus primeros pasos en este negocio. ¿Estás listo para comenzar?

Comparte este contenido

Aún no se han publicado comentarios

Déjanos tu comentario: